domingo, 29 de diciembre de 2013

Mi Decálogo para un 2014 Feliz


 
Mi Decálogo para un 2014 Feliz

¡Qué rápido pasan cuatro años!

Por cuarta ocasión escribiré mi Decálogo para un año feliz, ahora llega el 2014, un año que pinta cargado de amor, esperanza, servicio, consolidación, alegría y magia. 
 
Así estoy seguro será porque así quiero que sea y en mi diario andar daré lo que quiero porque he aprendido que la única manera de obtener lo que uno quiere es regalando lo mismo a los demás. 
 
Un año que iniciará en Aguascalientes y que no sé donde terminará.
 
Lo que es impresionante es leer las anteriores versiones de este Decálogo (2011, 2012 y 2013) y valorar que el ejercicio me ha servido muchísimo, que poco a poco soy más consciente de lo que plasmo en estas intenciones anuales.
 
Que prácticamente sin darme cuenta estos pequeños puntos se han convertido en mi diario andar, así como si no fuera necesario ningún esfuerzo para lograrlo.
 
Este año he decidido repetir algunos de los puntos de los años anteriores, aquellos cuya realización me llenado de mayores satisfacciones y mucho aprendizaje y que quiero seguir fortaleciendo este 2014 y algunos nuevos temas que quiero experimentar este año.
 
Empiezo a creer que se necesitan tan pocas cosas para ser feliz…
 
Haciendo un breve y rápido recuento:
 
En el Decálogo para un 2011 feliz hablé de un año: 1.- Comprometido y entregado a nuestros sueños; 2.- De reconocimiento a los demás; 3.- Solidario, 4.- Colaborativo, 5.- Escuchando, 6.- Fincando y Logrando, 7.- Haciendo cada día una llamada, 8.- Provocando alegría, 9.- Pensando en servir a los demás y 10.- Satisfactorio.
 
En el Decálogo para un 2012 feliz anoté un año: 1.- Tolerante, paciente y pacífico; 2.- En Silencio; 3.- Pensando y Actuando positivo; 4.- en Acción; 5.- en el Arte; 6.- Lleno de Sonrisas; 7.- Sumergidos en el Conocimiento; 8.- Ayudando a los demás; 9.- con Compromiso Cívico y 10.- Sin Televisión.
 
Para el año que ahora termina, el 2013, procuré un año: 1.- De Contactos y Relaciones Alegres; 2.- de Abrazos; 3.- de Recomendaciones; 4.- Chistificado; 5.- Agregando Valor; 6.- en Silencio; 7.- Comprometidos en el Servicio; 8.- de Emprendimiento; 9.- de Cajones Limpios y 10.- de Nuevos Sabores.
 
Este año, el 2014, quiero enfocarlo a vivir las emociones desde la ecuanimidad, con toda la pasión del mundo pero sin excesos; disfrutándolas al máximo, una a una, en su momento: la alegría, la tristeza, el amor, el enojo y todos los etcéteras que se puedan listar. En resumen, este año lo regalaré a conocerme más y a disfrutar la vida con mayor conciencia.
 
Venga pues Mi Decálogo para un 2014 Feliz:
 
1.- Vamos por un 2014 En Silencio. Es el tercer año que estar en Silencio aparece en mi decálogo. Es, sin duda, lo que más he disfrutado en este camino, del que más he aprendido, con el que siento más he crecido.
 
Escucharme, escuchar a los demás, dejar la palabra protagónica me ha permitido descubrir la perfección que existe en todos los que me rodean, me ha regalado la oportunidad de entender un poco más a los demás, de conocer puntos de vista (todos valiosos) de conocer pasiones e historias.
 
El maravilloso silencio ha sido mi mejor maestro los últimos años.
 
2.- Vamos por un 2014 De “cajones” limpios. Que rico es poder, cada día, tener menos cosas y menos maletas que hacer cuando quiero moverme.
 
Mis maletas, mis cajones, mi equipaje cada día es menos tangible y más lleno de sueños, de alegría, de amor, de abrazos y todo eso cabe en mi corazón.
 
3.- Vamos por un 2014 De reconocimiento a los demás. Ha sido fundamental, en estos últimos años de mi vida, ir por el mundo convencido de que cada persona con la que tengo el honor de cruzarme por el camino es perfecta, simplemente perfecta. Bajo esa premisa siempre tengo la oportunidad de conocer gente extraordinaria, que me llena de aprendizaje y regalos de vida.
 
4.- Vamos por un 2014 lleno De Abrazos. Aprender a abrazar ha sido el mejor aprendizaje que me he podido regalar. No es fácil, pero una vez que te conviertes en “abrazólogo” profesional la vida cobra un nuevo sentido.
 
El calor de un abrazo sincero, la vida compartida por medio de un abrazo sincero no lo cambio por nada.
 
Seguiré abrazando a diestra y de manera siniestra. Punto
 
5.- Vamos por un 2014 Creativo. He aprendido que todos somos artistas, que todos tenemos la capacidad de compartir el amor desde la posibilidad de millones de oportunidades creativas, un pastel, una fotografía, una canción, un texto, una semilla, un chiste, un detalle.
 
Me he propuesto, para este 2014, encontrar 52 (una por semana, por lo menos) formas de compartir amor con los demás, aún no se cómo pero espero encontrarlas poco a poco.
 
6.- Vamos por un 2014 De nuevos sabores. No saben cómo disfruté los nuevos sabores en mi vida, tanto que este nuevo año subiré mi cuota de un nuevo sabor al mes a un nuevo sabor a la quincena. Delicioso, sencillamente delicioso.
 
7.- Vamos por un 2014 De voluntariado. Regalarnos a una causa, entregarnos a un propósito social, el que sea, el que cada quién decida que vale la pena es el mejor regalo que podemos darnos. En mi caso es Risaterapia y no puedo estar más agradecido con la vida desde que la vida me regaló Risaterapia.
 
8.- Vamos por un 2014 De Colaboración Alegre. Todos tenemos responsabilidades, actividades que hacer cada día, cada momento. Todos tenemos agendas que cumplir y tareas que realizar. ¿Qué tal si este año nos regalamos la oportunidad de hacer todo eso que sabemos debemos hacer pero agregándole una sonrisa?.
 
9.- Vamos por un 2014 Enamorados. Del amanecer, del canto de un ave, del aroma del café por la mañana, de la lluvia, del frío, del calor, de cada día, de cada persona, de cada tarea, de cada llamada, de cada segundo, de nosotros mismos. Enamorados de la vida.
 
10.- Vamos por un 2014 Satisfactorio y que al final podamos festejar y saborear el éxito y la tranquilidad que deja el esfuerzo cotidiano.
 
Me quedo pensando en las 365 oportunidades, una por día, que el 2014 me va a regalar para hacer una cosa mejor cada día, para hacer una cosa por alguien más cada día…

Verás que la felicidad se expande, la sonrisa se vuelve pandémica y la vida se hace mejor.


Un abrazo
Gerardo González Guzmán

 

 

1 comentario:

Juan Francisco Flores dijo...

Bonitas intenciones, te deseo las consigas. Abrazos y bendiciones...