miércoles, 24 de febrero de 2010

¡¡¡ SOLO UN PASO MÁS !!!


¿Has pensado en cuántos pasos se deben dar para terminar un maratón?.
Fíjate, si una carrera de maratón mide 42 kilómetros y 195 metros, es decir 42,195 metros y pensando que un paso promedio mide un metro (dame ese beneficio por facilidad aritmética) entonces se necesitarían ¿¿?? pasos.

¿Te has preguntado alguna vez cuántos escalones se deben subir para alcanzar el mirador del Empire State (piso 86)?
Esta es más fácil todavía, seguramente ya “googleaste” la pregunta y te dió como respuesta ¿¿?? escalones.

¿Tienes idea de cuantas brazadas se necesitan para llegar nadando a la otra orilla del Canal de la Mancha? Ojo, son 32.55 kilometros, es decir 32,550 metros (entre Dover y Cabo Griz-Nez).
Esta es un poco más difícil ¿no crees?, esta vez recurriré a Wikipedia, donde señala que una braza (brazada) mide 1.6719 metros, entonces necesitarías ¿¿?? brazadas para llegar a la orilla del Canal.

Y podemos seguir jugando a buscar los pasos necesarios para llegar a la cima del Everest o las remadas indispensables para cruzar la meta en una competencia de kayak, o por que no preguntarnos cuantas etapas debo sortear para cumplir mis objetivos.

Solo quiero decirte una cosa que me gustaría tuvieras presente cuando en tu mente corran frases como:
 ¡Ya me cansé! 
¡Es que no voy a terminar nunca!
¡creo que voy a desistir!... piensa en esto:

Los 42,194 pasos para correr un maratón no serían nada si no das el último.
Los 1,575 escalones para subir el Empire State no son nada si no subes el último.
Las 19,467 brazadas para cruzar el Canal de la Mancha no son nada si no das la última.
Las 999,999 etapas que hayas alcanzado para lograr tus sueños, tus objetivos, no servirán de nada si no alcanzas la última etapa.

Solo te falta un paso, el último, el que te llevará directo a tu objetivo, cualquiera que este sea.

No dejes de darlo, no lo olvides, todos los anteriores te trajeron aquí, pero este, el último, es el que te llenará de orgullo y hará que todo lo anterior haya valido la pena.

"Verás que la felicidad se expande, la sonrisa se vuelve pandémica y la vida se hace mejor."

Saludos
Gerardo González Guzmán